News Ticker

Los geocachers cuentan las historias de sus primeros encontrados

El mes pasado, preguntamos a los geocachers por Facebook y Twitter para que nos contaran la historia de su primer encontrado—¡Y habéis respondido! A continuación, algunas historias destacadas:
Algún cache para conectar con amigos y la comunidad…

“Durante mi estancia hace unos años en Italia, visité con un par de amigos la isla de Cerdeña, donde mi amigo me habló de una especie de juego de búsqueda del tesoro que le acababan de enseñar. Me mostró como funcionaba, y encontré un cache en una pared de piedra. ¡Fue fantástico! Sucedió hace siete años y sigue siendo mi pasatiempo favorito al visitar una nueva ciudad o país.”

“Nuestro primer encontrado estaba muy cerca de casa. Era un bote de medicamentos metido dentro de un loro de juguete. Después de esto, quedamos enganchados y fascinados al ver cuántos había cerca de nuestra pequeña ciudad. ¡Disfruta el viaje!”

Para otros, el geocaching va en familia…

“Mi primer encontrado fue cuando tenía once años, con mi madre. Era una cajita de caramelos de menta magnética, pero para nosotras fue algo mágico. No se nos daba bien disimular entonces. Empezamos a celebrarlo gritando “Lo hemos encontrado”. De mis más de 500 encontrados, este sigue siendo uno de mis favoritos”

“Mi hermana es una loca de la tecnología y tan pronto como encontró un artículo acerca del Caché Original, salió a comprar un GPS para empezar a hacer Geocaching. Un par de años después, cuando vino a visitarme y me habló de ello: me llevó a buscar geocachés y, naturalmente, no tenía ni idea de lo que había que hacer. Ella me dijo que buscase algo que no fuese normal. Por supuesto, no encontré el caché—ella sí—pero fue divertido y me quedé enganchado. Fue un día muy divertido con mi hermana.”

Y parece ser que la curiosidad saca lo mejor de algunos geocachers…

“Yo conocí el geocaching un día cuando mi hermano, un amigo y yo estábamos explorando unos árboles en nuestro parque favorito. Eramos unos niños curiosos, metimos la mano bajo un árbol ¡y encontramos un caché! Ese cache llevaba mucho tiempo archivado, pero escondimos uno nuevo junto a este punto en su memoria.”

“Vi en mi Garmin Oregon 600 un menú llamado “Geocaching” y sentí curiosidad. Cinco años y 3600 encontrados después, sigo siendo un entusiasta de este hobby.”


¡Da igual cómo has conocido el geocaching, estamos encantados de que estés aquí! Da lo mismo que tengas diez o diez mil encontrados, nuestra comunidad no sería tan especial sin ti. ¡En el nombre de Geocaching HQ, gracias por tu dedicación continua y pasión!

¿Tienes algún hito memorable de geocaching? ¡Cuéntanoslo y es posible que aparezca en un post más adelante!


Source: Geocaching

Kommentar hinterlassen

E-Mail Adresse wird nicht veröffentlicht.


*


Diese Website verwendet Akismet, um Spam zu reduzieren. Erfahre mehr darüber, wie deine Kommentardaten verarbeitet werden.

Translate »
UA-60859832-1
%d Bloggern gefällt das: