News Ticker

Limpieza de primavera de tus cachés

En el hemisferio norte, el hielo está comenzando a desaparecer, el canto de los pájaros flota en el aire y las flores empiezan a florecer extendiendo su aroma. La primavera está en camino y estamos preparados para los días más soleados y las salidas a buscar cachés más largas que brinda esta estación. Con el tiempo cada vez más cálido, es un buen momento para comprobar tus cachés y hacer una pequeña limpieza de primavera. Con frecuencia, los cachés necesitan mantenimiento después de los meses más fríos y húmedos. Sigue nuestros consejos para poner al día tu caché y dejarlo listo para una nueva temporada de registros de “Encontrado” y puntos favoritos. Los geocachers del hemisferio sur, que acaba de entrar en el otoño, también pueden seguir estos consejos para asegurarse de que sus cachés están en buen estado después de la agitada temporada veraniega.

Comprueba la ubicación
En ocasiones, las cosas pueden cambiar en el área que rodea a un caché, y lo que en su momento era una gran ubicación para el camuflaje de un caché, ahora puede ser un lugar donde el caché está completamente expuesto y a la vista. La valla que escondía la caja de munición ha podido ser eliminada, o las piedras que daban camuflaje han podido ser recolocadas. Comprueba la ubicación del escondite de tu caché y asegúrate de que sigue siendo un buen lugar para colocar tu caché.

Comprueba el libro de registro
Un libro de registro que ha sobrevivido a una estación fría y húmeda, con frecuencia necesita ser reemplazado. Lo que comenzó siendo un libro de registro limpio y cristalino, o un rollo bien apretado, se ha podido convertir en una húmeda masa de papel. Además, si hace tiempo que no compruebas tu caché, el libro de registro puede estar lleno y necesitar ser reemplazado para que los geocachers puedan escribir sus nombres.

¿Es hora de un nuevo contenedor?
Otra parte importante del ritual de limpieza de primavera es asegurarse de que el contenedor sigue siendo limpio y funcional. Si el contenedor está roto, no cierra correctamente o su estancia en la naturaleza hace que los buscadores tengan reparo al tocarlo, puede que sea el momento de reemplazarlo.

Comprueba el inventario de rastreables
Otra parte importante de la puesta a punto de tu caché es asegurarte de que el inventario de rastreables es preciso. En ocasiones, la ubicación mostrada de un rastreable no refleja su ubicación precisa. Si hay un rastreable listado en tu ficha de caché, pero no está físicamente en el contenedor del caché, deberías marcar el rastreable como perdido. De modo similar, si hay un rastreable físicamente en tu caché, pero no en el inventario, deberías “Recoger” esos rastreables y “Dejarlos” en tu caché a través de los registros de rastreables.

¿Qué pasos estacionales sigues para dejar tus cachés listos? ¡Deja tu respuesta en los comentarios!


Source: Geocaching

Kommentar hinterlassen

E-Mail Adresse wird nicht veröffentlicht.


*


Diese Website verwendet Akismet, um Spam zu reduzieren. Erfahre mehr darüber, wie deine Kommentardaten verarbeitet werden.

Translate »
UA-60859832-1
%d Bloggern gefällt das: