News Ticker

El fantasma de los geocachés del pasado

No hay nada más espeluznante que encontrarse con un caché mal cuidado. El libro de registro empapado te pone la piel de gallina, el contenedor roto permite ver su interior podrido. ¡Terrorífico!

Si eres propietario de un caché y no quieres ser perseguido por el fantasma de tus cachés del pasado, aquí hay algunos consejos para ti. Aquí te mostramos cómo decidir cuándo un geocaché está listo para el cementerio de cachés y cómo lidiar con sus restos.

Principales razones por las que podría ser el momento de archivar tu caché:

Te mudas

La propiedad del caché requiere viajes regulares al escondite para reemplazar los libros de registro completos, asegurarse de que el contenedor esté en buen estado y estar atento a las condiciones cambiantes. Si sabes que vas a a mudarte y vivir demasiado lejos de tu caché para realizar tareas de mantenimiento, tienes dos opciones. Puedes transferir la propiedad del caché a otro geocacher de tu zona de origen anterior o puedes retirar el contenedor* del caché y archivar la ficha del caché en línea.

*Este paso es REALMENTE importante si quieres evitar que tu caché te persiga de por vida. Los contenedores que se dejan atrás convierten el tesoro en basura y un juego que cuida la naturaleza en un juego que ensucia con desperdicios.

La ubicación del caché ha cambiado

Obras, clima o cambios en la propiedad de la tierra—ninguna ubicación seguirá siendo la misma para siempre. Asegúrate de leer los registros de tus cachés y visita la ubicación periódicamente para asegurarte de que el caché está en su lugar y es accesible. De lo contrario, es hora de retirar el contenedor, archivar el caché y encontrar un lugar mejor donde puedas esconder un nuevo geocaché.

La vida se complica

Hay mucho que hacer—y después vuelve a haber mucho que hacer. Si estás demasiado ocupado y crees que no puedes ser el propietario responsable que querrías, puede ser el momento de decir adiós a tu amado caché. Como se ha mencionado anteriormente, piensa en transferir la propiedad o retirar el contenedor y archivar el caché. Hacerlo dejará libre la ubicación para que otra persona pueda esconder el suyo.

Pero eso no significa que debas renunciar por completo tener cachés propios. Podrías considerar organizar un evento de geocaching para mantener la sensación de comunidad sin la necesidad de un mantenimiento continuo.

Recibes múltiples DNFs

Si estás lidiando con expolios repetidos y has reemplazado el contenedor del caché una y otra vez, la ubicación podría estar maldita. Intentaste un disfraz (camuflaje) mejor, cambiaste el contenedor para que se adaptara mejor a su escondite, pero aún así, el geocaché ha desaparecido una vez más. Después de verificar minuciosamente la ubicación para asegurarte de que el contenedor realmente no está allí, debes archivar la ficha del caché.

Si te tomas estos consejos en serio y retiras y archivas tus cachés cuando sea necesario, podemos (casi) garantizarte que no serás perseguido por el fantasma de tus cachés del pasado.

¿Cómo te aseguras de que tus cachés estén bien cuidados? ¡Comparte tus consejos en los comentarios!


Source: Geocaching

Kommentar hinterlassen

E-Mail Adresse wird nicht veröffentlicht.


*


Diese Website verwendet Akismet, um Spam zu reduzieren. Erfahre mehr darüber, wie deine Kommentardaten verarbeitet werden.